Asociasión Mexicana de Fibrosis Quística, A.C.
espacio



Nomenclatura Calendario:
Hoy  Hoy
Fin de Semana  Fin de Semana
Evento Futuro  Evento Futuro
espacio
línea
espacio
espacio espacio espacio espacio
Sistema Reproductor
línea espacio
espacio
Versión para Imprimir
espacio
Enviar Página
espacio
Buscar en Nuestro Sitio
espacio
Mapa del Sitio

Sistema Reproductor


Los aspectos sexuales y reproductivos son, con frecuencia, motivo de preocupación entre adolescentes y adultos. El adulto joven con FQ no es la excepción. Si usted es padre de un niño con FQ, también puede tener algunas preguntas sobre el futuro de su hijo con respecto al crecimiento y desarrollo sexual, su función sexual y reproducción. Describiremos los efectos de FQ en el sistema reproductivo (órganos sexuales), después de una breve descripción de su función normal.

 

 

Cómo trabaja el sistema reproductivo masculino

Los espermatozoides son producidos en los testículos, viajan a través de un conducto llamado deferente hasta la próstata donde se mezclan con líquido seminal, pasan a través de la uretra del pene por donde es eyaculado.

 

El problema

En muchos varones con FQ, los vasos o conductos deferentes pueden estar bloqueados (obstruidos) por secreciones mucosas espesas, o estar anormalmente desarrollados. Como resultado de esto, el espermatozoide encuentra un obstáculo en su salida. A pesar de que los testículos producen espermatozoides normales y la función sexual no está alterada, el líquido seminal eyaculado no contiene espermatozoides o su cantidad está muy reducida, por lo tanto no tiene capacidad reproductora.

Se cree que la obstrucción de los vasos deferentes ocurre incluso antes del nacimiento, y no existe actualmente forma para liberarlos de esta obstrucción. Es por ello, que casi el 98% de los varones con FQ son estériles. Sin embargo, este término no es tal vez el apropiado, ya que en un pequeño porcentaje de varones, los vasos deferentes no están completamente obstruidos y contienen concentraciones variables de espermatozoides en el líquido seminal, pudiendo ser capaces de procrear familia. Por otro lado, existen actualmente técnicas que permiten obtener espermatozoides del varón y fertilizar el óvulo de la pareja.

Un simple examen llamado análisis de líquido seminal (o conteo de espermatozoides), puede realizarse cuando el varón con FQ ha alcanzado la madurez. Este procedimiento determina si el líquido seminal contiene o no espermatozoides.

El problema en el sistema reproductivo del varón con FQ es estrictamente mecánico por obstrucción de los vasos deferentes. Las glándulas y hormonas sexuales no están afectadas en FQ y su funcionamiento es normal, por lo que el crecimiento y desarrollo sexuales son también normales, aunque en ocasiones ligeramente retardados debido a la enfermedad pulmonar y a la mal absorción de alimentos. El deseo y la relación sexual son totalmente normales, de tal forma que no existe razón para que un individuo con FQ no pueda llevar a cabo una vida sexual normal.

 

Cómo trabaja el sistema reproductivo femenino

Los óvulos, son producidos en el ovario y viajan hacia por la trompa (conducto) de Falopio hasta el útero. El espermatozoide, después de ser depositado en la vagina, viaja a través del cérvix (cuello del útero) al interior del útero para poder fertilizar el óvulo. La vagina tiene glándulas exocrinas que producen moco, para lubricar y ayudar al paso del espermatozoide.

 

El problema

En la mujer con FQ, el moco cervical y vaginal puede ser tan espeso y pegajoso, que el espermatozoide no puede moverse a través de él para penetrar en el útero y alcanzar al óvulo. Además, la mujer con FQ puede ovular {liberar óvulos de los ovarios), menos frecuentemente y tener ciclos menstruales irregulares, especialmente cuando el problema pulmonar es crónico. Como consecuencia de ello, la mujer con FQ puede ser menos fértil que cualquier otra mujer, pero no existen estadísticas confiables al respecto. Independientemente de ello, definitivamente es posible la concepción para mujeres con FQ. Varios cientos de mujeres con FQ han tenido exitosos embarazos.

Las glándulas y hormonas sexuales en la mujer con FQ no están afectadas. El crecimiento y desarrollo sexual suceden normalmente, aunque en ocasiones a un ritmo más lento de lo normal, debido a la enfermedad pulmonar y la mal absorción de alimentos. El deseo y la relación sexual se llevan a cabo también en forma normal. No existe razón para que una mujer con FQ no pueda satisfacer su vida sexual.

 

Contracepción (Anticonceptivos)

La mujer o el varón con FQ sexualmente activos, deben consultar con su médico o ginecólogo, si desean hacer uso de métodos anticonceptivos.

Nota especial sobre los anticonceptivos

Para la mujer con FQ, los anticonceptivos orales pueden agravar ciertas complicaciones de FQ. Por ejemplo, la mujer con enfermedad del hígado puede experimentar un aumento en los síntomas. La mujer con diabetes no diagnosticada puede desarrollar sus primeros síntomas. Los anticonceptivos orales también pueden causar un aumento en los síntomas respiratorios ya que hacen que la viscosidad del moco se incremente.

La situación de cada mujer en particular debe ser valorada por su médico, considerando él la conveniencia o no del uso de anticonceptivos orales o cualquier otro método anticonceptivo.

 

Embarazo

La mujer con FQ tiene un ritmo de fertilidad más bajo que cualquier otra sin FQ. Exactamente qué tan bajo no es posible saberlo. Esta situación varía enormemente de una mujer a otra, pudiendo también variar a través del tiempo y dependiendo de su condición de salud, así como de la extensión o severidad de la enfermedad.

La mujer con FQ puede llegar a embarazarse. Las condiciones de la madre y del feto durante el embarazo, parecen depender de la salud de ella al inicio del embarazo, por lo que cualquier mujer con FQ que considere la posibilidad de un embarazo, deberá conocer y estar consciente de los posibles riesgos. Ya que las limitaciones físicas causadas por FQ varían, la decisión es personal y debe ser discutida completamente con su pareja, así como con el médico especialista en FQ.

 

¿Puede una persona con FQ tener un hijo con FQ?

Una persona con FQ tiene los dos genes afectados, así que cada espermatozoide u óvulo producido llevará un gene de FQ e invariablemente transmitirá este gene de FQ a cada uno de sus hijos.

Si uno de los padres tiene FQ y el otro no tiene la enfermedad ni es portador del gene de FQ, entonces todos sus hijos serán portadores del gene de FQ, no existiendo la posibilidad de tener un hijo con la enfermedad.

Si uno de los padres tiene FQ y el otro es portador del gene de FQ tendrán 50% de probabilidades de que su hijo nazca con FQ y 50% de que sea portador del gene de FQ en cada uno de sus embarazos.

 

Recuerde

En el hombre, FQ causa frecuentemente un problema mecánico por obstrucción de los vasos deferentes. Como consecuencia de esto, aproximadamente el 98% de los varones con FQ son estériles. Sin embargo no hay infertilidad.

En la mujer, FQ puede ocasionar que las secreciones vaginales y cervicales (del cuello del útero) sean tan espesas y pegajosas, que el espermatozoide no puede moverse a través de ellas para fertilizar al óvulo. FQ también hace que las ovulaciones sean menos frecuentes y los ciclos menstruales irregulares, especialmente cuando existe problema pulmonar crónico.

Tanto en la mujer como en el hombre con FQ las glándulas y hormonas sexuales no están afectadas. El crecimiento y desarrollo sexual se llevan a cabo normalmente (o ligeramente más lentos). El deseo y la relación sexual son totalmente normales.

NOTA: para mas información sobre el tema, solicite un manual en las oficinas de la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística.

espacio
espacio línea
espacio




línea
hornamento