La terapia de LIMPIEZA de las vías respiratorias sirve para mover el moco desde las vías respiratorias pequeñas hacia las vías respiratorias grandes para que se le pueda expectorar.

Realizar una limpieza correcta de vías respiratorias es importante porque mejora la calidad de vida:

  • Vías aéreas abiertas. Secreciones escasas
  • Reduce las infecciones y exacerbaciones pulmonares
  • Mejora y mantiene la función pulmonar

¿Cuál es el mejor método para la limpieza de las vías respiratorias para usted?

  • Existen varios métodos efectivos para realizar limpieza de las vías respiratorias
  • Es importante optar por el método que mejor funcione para usted o para su hijo
  • Tal vez desee cambiar los métodos en alguna oportunidad
  • Ningún método funciona mejor que otro; es importante individualizar la terapia
  • Trabaje con su equipo de FQ para encontrar la mejor terapia para usted o su hijo (a)

La terapia para limpiar las vías respiratorias se debe realizar por lo menos 2 veces al día. (3 o hasta 4 durante una recaída o exacerbación)

Es conveniente establecer horarios de rutina para realizar la terapia de limpieza pulmonar.

Siempre se debe realizar está terapia antes de inhalar antibióticos y al menos 30 minutos antes o después de ingerir alimentos.

El moco se mueve por tres mecanismos:

  • Hay unos pelitos diminutos, llamados cilios, que recubren los bronquios. Los cilios se mueven hacia un lado y el otro, movilizando el moco que está encima de ellos, pero esta función no la pueden llevar a cabo adecuadamente en FQ ya que el moco es demasiado espeso y pegajoso.
  • El moco se acumula y recubre las paredes de los bronquios. Las técnicas para limpieza de las vías respiratorias aumentan el flujo de aire a través de los bronquios. Conforme el aire pasa rápidamente sobre el moco en los bronquios, se jala el moco hacia las vías respiratorias más grandes. Es igual al viento que pasa sobre el agua, formando las olas, o el viento que pasa por una planicie seca que sopla el polvo. Entre más rápido pase el aire, mueve mejor el moco.
  • Si el aire logra llegar detrás del moco espeso, lo puede empujar hacia las vías respiratorias más grandes. Cuando hay más aire detrás del moco, hay más aire que pasa sobre este para jalarlo. Si el aire no logra llegar detrás del moco, es difícil mover el moco.

Esta labor se facilita cuando utilizamos medicamentos para mejorar la hidratación y disminuir el espesamiento del moco.

Es por esto tan importante realizar adecuadamente la técnica de limpieza de las vías aéreas que mejor se adapte a cada persona con FQ.

Una parte importante de cualquier técnica de limpieza (drenaje) de las vías aéreas es la exhalación (HUFF),

El punto de la exhalación forzada (HUFF) es toser para expectorar el moco y al exhalar forzadamente (HUFF) con la boca abierta, la tos puede ser más eficaz y más eficiente. Cada vez que exhale forzadamente el moco se elevará hacia vías aéreas más grandes y después podrá toserlo (expectorarlo)

Para lograr el HUFF utilice un tubo de unos 2 cm de diámetro o la boquilla de un acapella; Utilizar un tubo puede mantener su boca en la posición perfecta para mantener las vías respiratorias abiertas para permitir que el aire fluya hacia afuera

Una parte importante de cualquier técnica de despeje de las vías aéreas es la exhalación (HUFF),

El punto de la exhalación forzada (HUFF) es toser para expectorar el moco y al exhalar forzadamente (HUFF), la tos puede ser más eficaz y más eficiente. Cada vez que exhale forzadamente el moco se elevara hacia vías aéreas más grandes y después podrá toserlo (expectorarlo)

Para lograr el HUFF utilice un tubo de unos 2 cm de diámetro o la boquilla de un acapella; Utilizar un tubo puede mantener su boca en la posición perfecta para mantener las vías respiratorias abiertas para permitir que el aire fluya hacia afuera

El ejercicio es una pieza fundamental del rompecabezas, puede funcionar como otra técnica para limpiar las vías respiratorias. Puede aflojar la mucosidad, en especial si se realiza en actividades de mayor impacto como correr o saltar.

Sin embargo, NO debe de remplazar a las técnicas de limpieza o drenaje de las vías respiratorias. Aun debemos de asegurarnos de que todas esas vías respiratorias pequeñas se limpien.

Si mientras realiza actividad física tiende a sacar algo de moco no tema añadir la exhalación forzada (HUFF) para ayudar a limpiar aún más las vías respiratorias para eliminar más moco cada vez que tosa.

El objetivo de la limpieza o drenaje de las vías respiratorias es eliminar el moco de los pulmones. Sin embargo, a veces hay tanto moco acumulado allí que la persona tose durante toda la sesión y termina absolutamente exhausto al final de ella.

El drenaje de vías respiratorias se diseñó para hacer sentir mejor, no peor. Así es que si tose durante toda la sesión y al final está agotado es hora de ir con su fisioterapeuta y revisar las técnicas de limpieza que está utilizando.

Para aprender a controlar la tos, hay distintas técnicas que ayudan a disminuir la tos durante el tratamiento. Exhalar forzadamente (HUFF), maximiza realmente la efectividad y la eficacia de la terapia

El uso del chaleco, la Aerobika, el Acapella, los ejercicios de respiración, etc., permiten aflojar el moco, si después de utilizarlos hacemos exhalaciones forzadas (HUFF), la eficiencia para toser y eliminar el moco se incrementa, para eso fue diseñada.

Entonces si tose durante toda la sesión es necesario hablarlo con su fisioterapeuta y resolverlo, quizá exista una técnica diferente y mejor para usted que sea un poco más fácil y menos agotadora o quizá haya que aprender a controlar la tos un poco mejor.

El objetivo del despeje de las vías respiratorias es eliminar el moco de los pulmones. Sin embargo, a veces hay tanto moco acumulado allí que la persona tose durante toda la sesión y termina absolutamente exhausto al final de ella.

El despeje de vías respiratorias se diseño para hacer sentir mejor, no peor. Así es que si tose durante toda la sesión y al final esta agotado es hora de ir con su fisioterapeuta.

Al aprender a controlar la tos, hay distintas técnicas para disminuir la tos durante el tratamiento, y al exhalar forzadamente (HUFF), se maximiza realmente la efectividad y la eficacia de la terapia.

Se deja que el chaleco, la aerobiKa, el acapella, los ejercicios de respiración, etc aflojen el moco, después la exhalación (HUFF) los eleva para que la tos los elimine, para eso esta diseñada.

Entonces si tose durante toda la sesión es necesario hablarlo con su fisioterapeuta y resolverlo, quizá exista una técnica diferente y mejor para usted que sea un poco más fácil y menos agotadora o quizá haya que aprender a controlar la tos un poco mejor.

Esta es una pregunta se hace muy a menudo y que en realidad no tiene una respuesta

Se trata de descubrir a prueba y error cual de todas las técnicas resulta mejor para el paciente.

Siempre se lanzan nuevos aparatos y dispositivos al mercado, no todos han demostrado ser efectivos para FQ y hay algunos que son mejores que otros, necesitamos descubrir cuál de ellos tendrá los mejores resultados para ti.

Puede ser una técnica por la mañana y otra por la noche; puede resultar de una manera cuando se está enfermo y de otra manera cuando se sienta bien.

Lo más importante es que pruebe y descubra cual le funciona mejor, recuerde que ninguna de las técnicas es superior a otra, si se aplica de la manera correcta hay que elegir la que mejor funcione con cada persona.

Por último, tener la misma rutina de limpieza y drenaje de las vías respiratorias día tras día puede resultar aburrido, así es que trata de combinadas un poco y diviértete.

Para los niños, prueben con las burbujas de jabón, será un ejercicio para los pulmones y también será divertido.

Diferentes juegos con soplidos o juegos con la respiración, juguetes que se usen como instrumentos, realmente pueden combinar las técnicas e incorporar actividades más cotidianas y que al mismo tiempo sean terapéuticas.

Para los adultos, prueben nuevas cosas, descubran que puede haber técnicas que les resultan mejor que otras. Hablen con su fisioterapeuta y pregunten si existe algo nuevo.

Tener siempre ese plan B alternativo para cambiar puede volver las cosas un poco más interesantes y mantenerlo en el camino correcto.