Si un bebé recién nacido tiene una pantalla positiva para Fibrosis Quística (FQ) o si una persona muestra síntomas de Fibrosis Quística (FQ), un médico podría ordenar una prueba de cloruro en sudor, a menudo referido como una “prueba de sudor.” Esta prueba simple, sin dolor es la forma más fiable para diagnosticar fibrosis quística en donde se mide la concentración de sal en el sudor de una persona. Un alto nivel de sal indica Fibrosis Quística (FQ).

La prueba de sudor se debe hacer en un centro de atención acreditado por la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística (AMFQ) (ver: centros de diagnostico de Fibrosis Quística (FQ) en México), donde se cuenta con pautas estrictas que ayudan a asegurar resultados exactos.

“Diagnostic Sweat Testing: The Cystic Fibrosis Foundation Guidelines”

J Pediatr 2007;151:85-9

https://www.cff.org/Diagnostic-Sweat-Testing-CFF-Guidelines-J-Pediatrics-2007.pdf

Ver: Manual de diagnóstico deFibrosis Quística (FQ) en México

Para ayudar a estandarizar el diagnóstico de bebés con resultados positivos en el tamiz neonatal ampliado y pacientes de edad avanzada con lo que pueden ser síntomas de Fibrosis Quística (FQ)

“Guidelines for Diagnosis of Cystic Fibrosis in Newborns through Older Adults: Cystic Fibrosis Foundation Consensus Report”

J Pediatr 2008;153:S4-S14

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2810958/?tool=pubmed